A finales de Enero la franquicia de bares de tapas Tapa y Caña tiene un nuevo punto de venta en Castellón.

El local tiene la carta de tapas con un precio de venta al público desde 2€ con caña de cerveza para consumir en barra o en mesa.

El local cuenta con una espaciosa zona de barra, comedor y terraza y está atendido por 2 profesionales de hostelería.

El nuevo franquiciado se ha decidido a abrir un nuevo bar de tapas con la marca Tapa y Caña por la cantidad de ventajas que ofrecen (locales sin salida de humos y sin metros mínimos, diferentes modelos de negocios, asesoramiento en la gestión del local, equipo de marketing y publicidad…)